La palabra en sí, como recoge el Diccionario de Autoridades (1726 - 1729), significa "el macho de la cabra". Ya antes de esa época, alrededor del siglo XIII, el sentido del término empezó a menospreciar a aquel hombre que sabía del adulterio de su mujer y lo toleraba, incluso llegando a aceptarlo a cambio de una compensación económica, motivo por el que también se ha igualado al significado de proxeneta. Este concepto llegó a acunarse por el hecho de que los cabreros, en sus largas estancias solitarias en los montes, fornicaban con las cabras bajo la pasividad de los machos cabríos ante el cubrimiento de sus hembras.

Pero a finales del siglo XV, hubo un pirata en Cádiz llamado Pedro Cabrón. Era tal su crueldad, que aquellos que conocían sus hazañas comenzaron a utilizar la expresión "eso lo ha hecho el Cabrón", llegando a entenderse hoy el vocablo como "persona que hace malas pasadas o resulta molesto". 




En el siguiente link, podrás ver una entrevista al historiador gaditano Javier Fornell Fernández, donde nos habla de la vida de este intrépido pirata en su libro "Llamadme Cabrón; historia de un pirata".






SI QUIERES SABER MÁS ACERCA DE LA ETIMOLOGÍA E HISTORIAS QUE HAY DETRÁS DE CIERTAS PALABRAS, NO DEJES DE ESTAR ATENTO AL BLOG.








0 comentarios:

Publicar un comentario

 
Top